Colección: Resucitadores manuales Spencer

2 artículos
  • Flex Mask - Mascarilla boca a boca unidireccional con caja
    Precio habitual
    €5,36
    Precio de venta
    €5,36
    Precio habitual
    Precio unitario
    por 
    Agotado
  • Resucitador manual en silicona
    Imagen del resucitador manual en silicona B-Life
    Precio habitual
    €78,37
    Precio de venta
    €78,37
    Precio habitual
    Precio unitario
    por 
    Agotado
También te puede interesar:

 

El resucitador manual es un dispositivo que tiene la posibilidad de ofrecer ventilación con presión positiva en aquellas personas que no respiran o no lo hacen adecuadamente. Todos los equipos de rescate cuentan con este producto, ya que desconocen cuál es la situación en cualquier accidente o emergencia, pudiendo necesitar asistencia respiratoria rápida cualquier víctima.

¿Cuáles son las partes de un resucitador manual?

  • Mascarilla: La mascarilla debe tener el tamaño adecuado para cada paciente, teniendo que apoyarse el puente de la nariz, sin tapar los ojos y cubrir completamente la nariz y la boca. Del mismo modo, el borde inferior debe apoyarse sobre el mentón.
  • Bolsa o balón de inflado: Mediante ella se genera un flujo de ventilación al paciente. Cuando se emplea solo esta parte del dispositivo, la concentración de oxígeno suministradas es de 21%.
  • Bolsa reservorio y toma de oxígeno: Si se conecta el dispositivo a una botella de oxígeno, el reservorio se llena y se consigue suministrar un porcentaje de 90% de oxígeno al paciente.
  • Válvula Peep: Se encarga de mantener una presión positiva, se ajusta de forma directa a la válvula del resucitador manual, sin necesidad de utilizar un conector adicional.

¿Cómo se utiliza un resucitador manual?

Antes de utilizar el dispositivo, el técnico sanitario o la persona encargada de su uso debe lavarse las manos y utilizar unos guantes sin esterilizar. Se debe colocar al paciente con la boca hacia arriba, con la cabeza en hiperextensión y comprobar que las vías aéreas están totalmente despejadas, aspirando si es necesario.

Según el paciente, adulto, pediátrico o neonatal, se elige un tipo de balón resucitador u otro, así como se tiene que asegurar que la mascarilla está correctamente conectada al adaptador y al tubo de oxígeno. El proceso de ventilar con la máscara depende de si la persona atendida está intubada o no. En el caso de que esté intubado, se conecta la bolsa al tubo endotraqueal. Por su parte, si no está intubado, se coloca la mascarilla al paciente, cubriendo su boca y nariz y con los dedos restantes sujeta hacia arriba la mandíbula. Si hubiese dos profesionales, el otro será el encargado de proporcionar aire con la bolsa.

¿Qué tipos de resucitadores manuales existen?

Pueden ser reutilizables y desechables. Además, en función del tamaño pueden ser para adultos, pediátricos y neonatales:

  • Adultos: generan un volumen tidal de 700 ml y está indicado para personas con un peso mayor de 30 kg (a partir de 10 años).
  • Pediátricos: generan un volumen tidal de 450 ml y su uso está indicado para pacientes cuyo peso corporal está entre unos 10 y 30 kg, que corresponden a entre 1 y 10 años de edad.
  • Neonatales: generan un volumen tidal de 150 ml y se utiliza en pacientes con un peso corporal de hasta 10 kg, generalmente con menos de 12 meses de vida.